Compartiendo Belleza desde 1872

Una Visión Diferente de Belleza

Shiseido siempre ha avanzado haciendo las cosas de forma un poco diferente Cuando Arinobu Fukuhara abri√≥ las puertas a los primeros clientes de su farmacia en el distrito de Ginza, el momento marc√≥ el comienzo de una empresa que iba a cambiar el panorama de la belleza. En el a√Īo 1872 el fundador de Shiseido inaugur√≥ su farmacia de estilo occidental en Jap√≥n.

Con tan solo 23 a√Īos de edad y ejerciendo en la armada japonesa de Jefe de Farmacia, Arinobu se sent√≠a desilusionado con la medicina disponible. Junto a unos cuantos colegas se propuso hallar una manera alternativa ‚Äďm√°s occidentalizada‚Äď de plantear la salud. Su inspiraci√≥n era noble: ¬ęAprovechar todas y cada una de las cosas buenas de este mundo y utilizarlas para crear otras nuevas.¬Ľ

M√°s de 140 a√Īos despu√©s, Shiseido contin√ļa fusionando las filosof√≠as e innovaciones orientales y occidentales para actuar como modelo de inspiraci√≥n para la belleza (especialmente en el sentido japon√©s de belleza espiritual) para mujeres de todo el mundo.

Creemos que la belleza puede encontrarse en todas partes, en todas las cosas y en cada persona, y sabemos que la belleza más auténtica es mucho más de lo que se percibe con la vista. La belleza es un sentimiento compartido; es diversa y es unificadora. Cuando nos sentimos bellos y con confianza, no podemos evitar que la inspiración nos haga salir al mundo e incidir positivamente en la vida de otras personas. Al inspirar empatía, la belleza es la mayor fuerza de la bondad. Y la verdadera belleza está hecha con alma.

El alma de SHISEIDO

Shiseido cree que la belleza toma realmente vida cuando cuerpo y alma est√°n sanos y llenos de vitalidad.

Damos fuerza y poder a la piel para que la belleza interior de la persona y sus expresiones tomen vida siempre y a lo largo de toda la vida.
Cuidamos la piel tanto en la superficie como en el interior, solucionando preocupaciones y a la vez fortaleciendo la propia piel.

Y para nutrir tanto el cuerpo como el alma, recurrimos a la estética singular japonesa: mimando los sentidos con colores, fragancias y texturas.
La fuerza de la belleza inspira confianza y franqueza, y permite apreciarse mejor a uno mismo y a los dem√°s, y celebrar la vida.

El Origen de Nuestro Nombre

Arinobu Fukuhara sabía la importancia y el poder de un nombre Un nombre adecuado tiene el poder de superar la prueba del tiempo y posee la gran habilidad para inspirar a quienes lo conocen

Arinobu tomo el nombre de Shiseido de un pasaje del Yi Jing (o I Ching) chino, un texto antiguo utilizado para la adivinaci√≥n desde hace miles de a√Īos. Shi (Ť≥á) Sei (ÁĒü) Do (Ś†ā) ¬ęLa Casa que contribuye a mejorar la calidad de vida¬Ľ.

El pasaje completo dice as√≠: ¬ęElogia las virtudes de la tierra, que es el lugar de d√≥nde cualquier cosa y todas las cosas nacen.¬Ľ A√ļn hoy, el nombre Shiseido encarna a la perfecci√≥n nuestro compromiso para liderar la innovaci√≥n en belleza combinando la ciencia occidental con la sabidur√≠a oriental.

La Historia de Nuestra Flor de Camelia

El motivo de la flor de camelia sinónimo de Shiseido fue creado por el consumado artista y fotógrafo (e hijo de nuestro fundador) Shinzo Fukuhara cuando se convirtió en el primer presidente de Shiseido en 1915.

Tras estudiar arte en Europa, Shinzo se sent√≠a infinitamente inspirado por el Art Nouveau y su interpretaci√≥n art√≠stica de flores y plantas. El tema elegido, la flor de camelia (conocida en Jap√≥n como hanatsubaki), es un bello arbusto floral perenne que luce flores de intensa pigmentaci√≥n pero con p√©talos delicados. La apreciada camelia, que principalmente se encuentra en Asia oriental y del sur, representa la fuerza y complejidades que todos albergamos dentro. Para el pueblo japon√©s, la camelia ha sido hist√≥ricamente s√≠mbolo de lo divino y ha jugado un papel integral en las ceremonias tradicionales desde hace siglos. Ha pasado m√°s de un siglo y el dise√Īo de la camelia de Shinzo no ha cambiado (a excepci√≥n de algunas modificaciones sutiles), como testamento de su visi√≥n art√≠stica y s√≠mbolo de nuestro compromiso con la belleza.